AranzaSobreRuedas

DE BOCETO A REALIDAD, LA HISTORIA DETRÁS DE LA VUELTA DE BRONCO

Desde 1996, miles de personas fanáticas se unieron bajo la comunidad Bronco Nation e impulsaron el regreso de Bronco. Motivado por el fervor de fanáticos y su propia pasión, un equipo secreto de empleados de Ford integrado, entre otros, por Moray Callum y Mark Grueber, trabajó en la vuelta de Bronco durante 25 años.

Hoy, Bronco está de vuelta con la generación 2021 que ya llegó a Argentina para mantener el legado de un vehículo icónico y llevar la aventura de sus clientes aún más lejos.

Se la puede ver y escuchar en más de 1200 películas y 200 canciones. La guía de valuación Hagerty posiciona a las generaciones de 1966-77 de Bronco entre las SUVs coleccionables más valuadas de los últimos años. Bronco mantiene un lugar especial en la cultura popular y en la historia de Ford. Por eso, cuando el 12 de junio de 1996 Ford anunció el cese de su producción, clientes e incluso colaboradores de la compañía recibieron la noticia con tristeza.

Sin embargo, ese día también se convirtió en el puntapié que impulsaría su regreso 25 años después. A partir de ese momento y unidos por la necesidad de seguir compartiendo experiencias junto a la marca, miles de entusiastas de Bronco crearon la comunidad Bronco Nation, la primera de Estados Unidos en ser reconocida y certificada por Ford.

A este impulso social, se sumaron las ganas de un equipo de 20 empleados de Ford denominado como Bronco Underground (Bronco Subterráneo), que trabajó en secreto en sus ratos libres, sin horarios fijos y solo por pasión para pensar cómo podían traer de vuelta Bronco y hacer del sueño una realidad.

Primera iniciativa: U260

Mark Grueber, gerente de Marketing de consumo de Ford Estados Unidos, fue uno de los que formó parte de Bronco Underground, este equipo secreto integrado, además, por ingenieros, diseñadores y vendedores, entre otras personas de la compañía, que trabajó en la vuelta de la marca desde su última generación producida en 1996.

Era tal el entusiasmo por impulsar su regreso que Grueber junto con su esposa crearon en 2002 Bronco Driver Magazine, una publicación trimestral dedicada a la comunidad de dueños de Bronco que, a su vez, organizaba fiestas, encuentros de fin de semana para conductores de Bronco y ferias. Se llegaron a juntar centenares de Bronco en un evento, lo que daba cuenta de la necesidad de las personas de compartir experiencias con la marca e intercambiar información sin importar de dónde venían o qué generación de Bronco conducían.

La iniciativa de este grupo de empleados sumada al fervor de fanáticos hizo que en 2000 Moray Callum, vicepresidente de Diseño e integrante de Bronco Underground, le pusiera un nombre en código al primer boceto para el regreso de Bronco: lo llamó U260 y comprendía dos versiones, de dos y cuatro puertas. Además de diseños, se realizaron estudios de planeamiento, marketing y ventas para ver cómo podía llegar a posicionarse un nuevo producto dentro del portafolio de Ford. Sin embargo, en este punto el equipo se encontró con el primer obstáculo: Ford había comprado varias marcas europeas de lujo, entre ellas, Land Rover y Jaguar, y tenía tantas SUVs que el proyecto U260 no pudo avanzar.

Sorpresa en Detroit: Vehículo concept

Dos años más tarde, en el salón del automóvil de Detroit, Ford llamó la atención de entusiastas y participantes del evento con la revelación de una nueva Bronco estilo concept, la primera construida en ocho años desde su última versión, inspirada en la clásica de la primera generación. También fue mostrada en el salón del automóvil de Nueva York unos meses después. Pero luego de estas presentaciones, pasaron meses sin que la compañía comunicara ninguna novedad acerca de la vuelta oficial de la marca.

Bronco Underground no perdió las esperanzas y decidió avanzar con esta versión de vehículo concept y preparar un plan sólido para lanzarlo al mercado. En ese momento, Ford necesitaba satisfacer a un nuevo grupo de clientes que lentamente estaba creciendo: los millennials, la generación que contempla a las personas nacidas entre 1980 y 2000, aproximadamente. El equipo de Bronco pensó que podrían aprovechar este vacío en el mercado y desarrollar una SUV acorde a este público.

Durante 2006, Bronco Underground trabajó intensamente para poder desarrollar un proyecto de negocio enfocado en clientes millennials que convenciera a los ejecutivos de la compañía. El equipo estaba preparado para presentar la idea. Sin embargo, no tuvo la oportunidad de ponerla en la agenda de los ejecutivos y debido a la atención de otras prioridades, el proyecto quedó frenado nuevamente.

La confirmación esperada: Bronco está de vuelta

En 2015, Grueber recibió el llamado que cambió todo: el equipo de planeamiento de Ford anunció que a futuro la planta de Michigan contaría con capacidad disponible, la misma que producía la Bronco original, y que volcarían su portafolio de productos a SUVs y pickups. Fue en ese momento cuando la idea de fabricar una nueva Bronco fue tomando color hasta que, finalmente, tuvo luz verde para avanzar.

Cuando el equipo de Ford liderado por Callum y el diseñador Paul Wraith comenzó a desarrollar oficialmente la nueva Bronco, se topó con el desafío de darle forma a la generación 2021 luego de 25 años desde su última producción y, a su vez, mantener el ADN de la marca.

El Studio S, un lugar legendario dentro del edificio de diseño de Ford en Dearborn, Michigan, donde se han creado modelos como el Thunderbird, el Mustang y la versión original de Bronco, fue el lugar donde un grupo de ingenieros, diseñadores y desarrolladores de producto hicieron todo lo imaginable para darle forma a la nueva generación. Querían un vehículo resistente, con las características propias de los 4×4 G.O.A.T. (Goes Over All Terrain, según su denominación en inglés), pero al mismo tiempo, diferente.

Los primeros bocetos no tuvieron el éxito ni la aceptación esperados y fue entonces cuando Jim Farley, actual CEO de Ford Motor Company y en ese entonces, vicepresidente ejecutivo de los mercados globales, desafió al equipo y les pidió tener en cuenta dos conceptos para el diseño del nuevo vehículo: “honestidad y robustez”.

Para afrontar este pedido y también la necesidad de rediseño y renovación para esta nueva generación, Callum escaneó su Bronco 1970 con un scanner 3D y transfirió las medidas al programa de diseño de la actual Bronco para utilizarlo como base de los bocetos. A su vez, el equipo de diseño convocó a los propios colaboradores de Ford que manejaban una Bronco para conocer sus experiencias. Pero lo que más enriqueció el trabajo de diseño de la Bronco 2021 fueron sus clientes. A partir de una iniciativa del área de marketing, se reunieron a personas dueñas de Bronco en Estados Unidos para escucharlas, entender sus necesidades, buscar soluciones y pensar formas para mejorar sus experiencias.

Hoy Bronco está de vuelta para mantener el legado de un vehículo icónico y llevar la aventura de sus clientes aún más lejos con prestaciones innovadoras, tecnología y la máxima resistencia para disfrutar del camino.

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *