AranzaSobreRuedas

Cómo llevar a tu mascota de forma segura en un viaje 

Salir de viaje siempre es un buen plan, y se convierte en uno mucho mejor si se trata de una aventura en la que compartirás tiempo junto con tu mascota. Sin embargo, trasladarse con perros o gatos implica una gran responsabilidad, principalmente por el bienestar y la seguridad del animal como así también de los ocupantes del vehículo.

En el Día Internacional del Animal, desde 123Seguro te acercamos distintas recomendaciones para que las tengas en cuenta a la hora de planificar tu próximo viaje junto a tu mascota de una forma segura.

 

¿Existe algún riesgo al trasladar a mi perro o gato en el auto? 

Aunque salir de viaje con una mascota es algo muy divertido para quienes aman los animales, viajar con tu perro o gato en el auto puede ser riesgoso, pues por su comportamiento los animales podrían provocar una distracción para quien maneja. Además, si el perro no está correctamente sujetado como indica la ley de tránsito, al moverse por el asiento trasero podría dificultar la visibilidad y aumentar así las probabilidades de que ocurra un accidente.

Es importante que las mascotas estén siempre atadas, no sólo para evitar que se desplacen y comprometan la estabilidad del vehículo sino también para protección del animal. Ante una frenada brusca a altas velocidades el animal, por más chico o liviano que sea, multiplica su masa convirtiéndose en un proyectil y en caso de impacto no sólo podría lastimarse sino también herir a los ocupantes del auto.

¿Puedo transportar a mi mascota en una moto? 

Aunque la ley de tránsito en Argentina no prohíbe explícitamente el transporte de animales en vehículos de dos ruedas, la misma norma indica para estos vehículos que “está prohibido transportar cualquier carga o elemento que perturbe la visibilidad, afecte peligrosamente las condiciones aerodinámicas del vehículo, oculte luces o indicadores o sobresalga de los límites permitidos.”

Como las mascotas son consideradas por la ley como una carga porque no acompañan el movimiento del conductor y pueden provocar una caída, o asustarse o hacer un movimiento brusco que el conductor de la moto no puede controlar, lo aconsejable es que el traslado de perros y gatos en motos se evite.

¿Los seguros cubren accidentes para casos en los que se produce un choque con mascotas a bordo de un vehículo? 

Si, porque las aseguradoras consideran al animal como un bien en el siniestro. En caso de que protagonices un accidente con tu mascota a bordo del auto, los gastos deberían ser cubiertos por el seguro del tercero responsable.

¿Qué medidas de seguridad debo implementar para cuidar al animal y a los ocupantes del auto? 

Es importante llevar siempre atada a tu mascota y con doble correa. Los animales nunca deben estar sueltos o en brazos de una persona por más que su tamaño sea pequeño. En las tiendas para perros, por ejemplo, se venden cinturones especiales para los viajes en ruta de forma segura.

En el caso de los perros, los conductores también pueden optar por colocarle al animal un arnés acolchado que le permite al can tener cierta movilidad en el asiento y ante una frenada brusca o un accidente, el arnés sujeta el cuerpo del perro al asiento trasero ya que van enganchados a los ganchos Isofix, los mismos que se utilizan para los canastos de los bebés.

Otra opción, para aquellos que circulan en vehículos que cuentan con un baúl abierto, es colocar una red o una reja firme. Así, el perro viaja en el baúl moviéndose libremente, aunque el manejo debe ser sumamente cuidadoso, ya que en caso de siniestro el animal podría sufrir algún accidente. Aunque muchas veces suele verse en las rutas a algunos automovilistas que transportan a sus mascotas en caniles o jaulas por el lado de afuera en la parte trasera al coche, esto está prohibido por la ley.

Otra forma muy segura de trasladar a un perro en auto es en una cesta de transporte, o un canil en el asiento trasero. Esta cesta debe ir colocada de forma perpendicular al sentido de circulación y suele ser muy útil para los gatos o animales pequeños.

Es importante cumplir con lo que indican las normas de tránsito para el traslado de animales para evitar que las mascotas se conviertan en un elemento de peligro en el interior del auto.

¿Qué debo tener en cuenta para el bienestar del animal? 

Es importante que los animales siempre estén hidratados. Los viajes pueden demorarse, mucho más si se presenta algún imprevisto, por lo que es indispensable contar con agua fresca para tu mascota.

Otro punto importante es que en el caso de los perros no coman antes de viajar. Aunque no todos se marean, muchos se descomponen y suelen ser propensos al vómito por lo que se recomienda que el animal no ingiera alimentos por algunas horas previo a subirse al automóvil.

En ese sentido, tampoco es recomendable alimentarlo una vez que llegó a destino ya que al bajar del auto están generalmente sobreestimulados y comer con desesperación tampoco les hará bien.

Además, es importante que cada cierta cantidad de kilómetros o cada dos horas los conductores se detengan a un costado de la ruta para que el perro camine, se relaje y haga sus necesidades.

Si bien no es aconsejable que los animales saquen la cabeza por fuera del vehículo, la ventilación es muy importante para las mascotas. Lo recomendable es utilizar el climatizador del auto y renovar el aire esporádicamente para evitar que sufra golpes de calor por el encierro.

Por último, la conducción debe ser relajada y tranquila para evitar que el animal se ponga nervioso con movimientos bruscos del conductor. En ese sentido, una música tranquila que ayude al animal a relajarse, siempre teniendo en cuenta que su oído es muy sensible que el del humano, es posible utilizarla.

¿Multas posibles por no trasladar correctamente a la mascota? 

Todas las reglas antes mencionadas están para proteger la vida de tus mascotas, y también de las demás personas que viajan en el auto, por lo que de no cumplirlas podrás ser multado.

Si en un control en la ruta te paran para chequear la documentación y se detecta que no estás transportando a tu mascota como dice la ley, las autoridades pueden multarte porque el Codificador de Infracciones indica que “no puede llevar a su izquierda o entre sus brazos a otra persona, bulto o animal ni permitir que otro tome el control de la dirección”. En caso de no transportar a tu mascota debidamente como dice la norma, el incumplimiento de la misma se considera una falta grave. El monto de la infracción oscila entre los $3500 y los $7000.

¿Qué hacer para que el animal se sienta cómodo y disfrute del paseo?

Muchas mascotas sufren los viajes en auto porque les produce mucho estrés, están incómodos en los asientos traseros lo que hace que se muevan constantemente y en muchos casos también pueden llegar a vomitar, especialmente si se marean.

Si antes de partir el animal sube al vehículo y no muestra signos de tranquilidad, es importante no arrancar hasta que deje de jadear o salivar. Mucho menos, dejar solo al animal en el auto en alguna parada que hagan los ocupantes del vehículo en la ruta.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *