AranzaSobreRuedas

UNA RENAULUTION PARA EL ROMBO

Un nuevo logo para impulsar la marca hacia una nueva era

¿Quién no piensa a a través de su logotipo desde 1925. Y eso no va a cambiar. Prueba de ello es la nueva versión develada en enero y desplegada hace unos pocos días. Gilles Vidal, Director de Diseño de Renault, revela por qué y cómo surgió este nuevo logotipo.

No escapó a la atención de nadie. Cuando se anunció el plan Renaulution, un nuevo rombo de Renault se exhibió con orgullo detrás de Luca de Meo, CEO de Renault, así como en la parrilla del Renault 5 Prototype. Desde entonces, este nuevo símbolo se ha ido develando poco a poco. Primero con la campaña publicitaria del nuevo ZOE, luego en las redes sociales de la marca. Un lanzamiento que está destinado a ser frugal pero eficaz.

«El rombo es una de las formas más reconocidas en el mundo y en el mundo automotriz. Es una forma geométrica simple, con una identidad fuerte y poderosa; el reto era renovar esta forma dándole significado, nuevos valores contemporáneos para proyectar la marca hacia el futuro».

Gilles Vidal, Director de Diseño de Renault.

Un nuevo logo para impulsar la marca hacia una nueva era

A lo largo de su historia, Renault ha cambiado su identidad visual en varias oportunidades. Pero hay una cosa que no ha cambiado desde 1925, y esa es la forma de rombo que sirve como base del logo. Inmediatamente reconocible, se ha convertido en el emblema de la marca.

Con sus ángulos, que se adaptaron a los capós angulados de la época, esta figura geométrica se impuso en Louis Renault. Desde entonces, ¡el rombo de Renault ha sido rediseñado no menos de ocho veces! Nueve, con esta última versión. Esto muestra lo mucho que la marca está interesada en evolucionar con los tiempos.

Creada en 1992, aunque rediseñada en 2015, la última versión del emblema de Renault comenzaba a quedar desactualizado. Para hacer frente a los desafíos de una marca moderna internacional, pero también a la multiplicidad de sus campos de expresión, en particular el digital, una nueva versión se estuvo estudiando desde 2019, explica Gilles Vidal. «Un equilibrio entre el reconocimiento de la herencia de la marca y la entrada en una nueva era, símbolo del futuro», el logotipo recientemente develado, más moderno y vibrante, pretende ir más allá de la notoriedad ahora adquirida. ¿El objetivo? «Acompañar los cambios en curso» y hacer de Renault una marca más abierta marca más abierta y creadora de valores humanos.

«En sintonía con los tiempos y decididamente moderno, el rombo encarna perfectamente la Nouvelle Vague (o Nueva Era) en la que Renault ha entrado», continúa Gilles Vidal. Por lo tanto, se dio a conocer naturalmente durante la presentación del plan estratégico Renaulution y se integró en la parrilla del Prototipo Renault 5. La radiante recepción que recibió convenció a la dirección de la marca para lanzarla oficialmente como el nuevo logo.

«Hemos integrado el logo en el Prototipo Renault 5 por primera vez. Fue para nosotros un formidable campo de pruebas. En vista del entusiasmo y los comentarios muy positivos que recibimos sobre el logo, decidimos lanzarlo», dijo Gilles Vidal.

Un Rombo aún más icónico

Para Gilles Vidal, el rombo encarna fundamentalmente a Renault. Preservar esta forma geométrica universal era una elección obvia. «Lo hemos replanteado para llegar a ser más icónico, sencillo y significativo, una verdadera firma atemporal, sin efectos superfluos ni colores, con una toma contemporánea de las líneas, una parte esencial de nuestro patrimonio gráfico», explica.

Renault ya ha utilizado líneas para dibujar su logo. En 1946, 1959 y 1972. Pero, lejos de ceder a la moda, Gilles Vidal explica que «con la línea, se trata de contar una historia; la de una simbiosis, un ciclo, un recorrido entre dos rombos que se entrelazan por un efecto óptico, creando una complementariedad y la impresión de movimiento continuo».  Más que el tratamiento, el dibujo -muy caracterizado-, es lo que destaca.

Despejado, sin firmas ni tipografía, este nuevo logo ha sido diseñado para vivir en movimiento. El tratamiento plano facilita su animación, por ejemplo en video o medios digitales, pero también en vehículos, para su secuencia de bienvenida.

Este nuevo logo se aplicará gradualmente a los vehículos Renault. Aparecerá con orgullo en los que se lanzarán el próximo año. «Para 2024, toda la gama Renault llevará este nuevo emblema», concluye Gilles Vidal.

Historia de un emblema: el Rombo

El primer rombo apareció en el frontal del Renault 40HP de 1925. Cambió ligeramente su forma para adaptarse a la parte delantera del coche. En 1946, al convertirse en la Regie Nationale des Usines Renault (RNUR), se diseñó un nuevo logo con líneas claras y afiladas. Esta versión se modernizó en 1959 con un nuevo tipo de letra y eliminando las palabras «Regie Nationale». Luego, en 1972, se introdujo un logotipo muy icónico, diseñado por Yvaral y Vasarely. Este logotipo permaneció en las calandras de los coches durante 20 años y fue acompañado en 1978 por un nuevo tipo de letra diseñado por Wolff Olins. En 1992, Style Marque rediseñó el legendario rombo y le dio una forma tridimensional con un acabado cromado que seguía encajando perfectamente con el tipo de letra de Wolff Olins, que duró hasta 2004. El rombo se colocó entonces dentro de un cuadrado amarillo con un nuevo tipo de letra. Tres años después, en 2007, un ligero rediseño colocó el nombre de la marca dentro del cuadrado amarillo, justo debajo del rombo.

En 2015 se produjo el último cambio antes de 2021, con un nuevo logotipo y tipo de letra desarrollados por el estudio de diseño de Renault en colaboración con Interbrand.

Este mes de marzo de 2021, Renault cambia su logotipo, comenzando por las redes sociales, para irse aplicando progresivamente a la web y, posteriormente, a los concesionarios y a los propios modelos de la marca. Durante la presentación del Plan Estratégico Renaulution, este nuevo logotipo ya se inauguró sobre la parrilla delantera del Renault 5 Prototype. El nuevo logotipo encarna la «Nouvelle vague» de Renault, con la idea de aportar algo nuevo, vibrante y moderno. Mientras que el logotipo anterior (lanzado en 2015) podía parecer complejo y con algunos problemas de legibilidad en tamaños pequeños, este nuevo rombo se diferencia por ser muy coherente y legible en todos los tamaños y materiales; perfecto cuando está en relieve, cosido o incluso esculpido.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *