AranzaSobreRuedasDeportivas

Mercedes-Benz Safety Car y Medical Car para la Fórmula 1

Los modelos elegidos para esta temporada son el Mercedes-AMG GT Black Series como “Safety Car”, mientras que el MercedesAMG GT 63 S 4MATIC+ hace su debut como “Medical Car” oficial de F1, que es el auto médico más veloz de toda la historia de la Fórmula 1.

 Cuando la temporada 2022 comience el 18 de marzo con el Gran Premio de Bahrain, Mercedes-AMG contribuirá, una vez más, a la seguridad del Campeonato Mundial de Fórmula 1 con dos modelos de rendimiento excepcional que ya han demostrado su eficacia: los nuevos autos oficiales son el
Mercedes-AMG GT Black Series y GT 63 S 4MATIC+.

Mercedes-AMG GT Black Series: el nuevo Safety Car
Para esta temporada, los ingenieros de desarrollo de la planta de Affalterbach idearon
algo completamente nuevo: la tradicional señalización, que se ubicaba como una barra de
luces en el techo del vehículo, se ha incorporado en la zona superior del parabrisas del
AMG GT Black Series. En el mismo sentido, las luces traseras se han integrado
elegantemente en el alerón trasero. Con este nuevo diseño se logra un cuidado equilibrio
aerodinámico. Todas las funciones de señalización se producen a través de luces LED de
reacción rápida y eficiencia energética.
En la parte delantera, tres pequeños módulos de luz naranja y un gran módulo verde
están colocados a cada lado del logotipo AMG, a la altura de las viseras que cubren el sol.
En la aleta superior principal del alerón trasero hay 13 luces naranjas: tres en los bordes
exteriores a cada lado que brillan de manera constante y siete luces más en el centro que
parpadean cuando es necesario. También hay otros cuatro módulos LED verdes más
anchos.
Dos diminutas cámaras de video están instaladas en el puntal del alerón en el lado
derecho y sus imágenes se muestran dentro del automóvil. Una cámara sirve como
espejo retrovisor electrónico para el copiloto mientras que la otra transmite una
transmisión de TV en vivo.
¿Qué significa cada una de las luces de seguridad?
Naranja: Tan pronto como el auto de seguridad entra en servicio, los LED naranjas se
encienden. Las luces naranjas que parpadean en la sección central en la parte trasera y
brillan constantemente a ambos lados en la parte delantera significan que no se puede
adelantar al auto de seguridad.

Verde: Si el AMG GT Black Series ingresa a la pista y activa las luces verdes esto indica a
los pilotos que pueden adelantar al auto de seguridad.
Interior de serie con paquete AMG Track
El interior del auto de seguridad oficial de F1 es el mismo que el del AMG GT Black Series
estándar con el paquete Track opcional que incluye protección contra vuelcos. La jaula
antivuelco liviana hecha de titanio tubular atornillado consta de un marco principal, una
abrazadera de fijación del cinturón, dos abrazaderas traseras y una cruz diagonal en la
parte trasera. El sistema aumenta aún más la ya excelente rigidez del vehículo y, por lo
tanto, tiene una influencia positiva en el rendimiento del vehículo. También mejora la
seguridad pasiva.
Al servicio de las exigencias de la pista
La FIA establece un perfil de trabajo exigente para el auto de seguridad: debe ser capaz
de guiar a los autos de F1 de manera segura alrededor de la pista y en situaciones
extremas. El auto de seguridad no puede conducir demasiado lento, ya que eso podría
provocar que los neumáticos y los frenos de los autos de Fórmula 1 se enfríen demasiado
y que sus motores se sobrecalienten.
El AMG GT Black Series tiene todas las características necesarias para el duro trabajo en
el extremo más alto de los deportes de motor. Su motor biturbo V8, la transmisión de
doble embrague y el chasis altamente afinado con suspensión de doble horquilla de
aluminio brindan los fundamentos para lograr vueltas rápidas. La estructura inteligente y
liviana que mezcla diferentes materiales garantiza no solo un peso total bajo del vehículo,
sino también un centro de gravedad bajo.
Suspensión, frenos y aerodinámica ajustados para la exigente demanda
Para el auto de seguridad de F1, los especialistas en suspensión de Affalterbach han
diseñado una configuración en combinación con los neumáticos Pirelli P Zero que ofrece
la mejor solución posible para todos los circuitos y condiciones climáticas.
Los frenos compuestos de cerámica de alto rendimiento AMG de serie son exactamente
los mismos que los de la serie AMG GT Black normal. Lo mismo se aplica a la
aerodinámica finamente afinada con un gran faldón delantero, aletas adicionales, un
divisor delantero más grande y el borde de corte vertical en el faldón trasero. Junto con el
alerón trasero de dos palas con un flap adicional controlado electrónicamente, la
aerodinámica proporciona al AMG GT Black Series una fuerza aerodinámica y un
equilibrio óptimos.
La aceleración y la velocidad máxima son más que suficientes para el trabajo. La versión
de producción estándar del Mercedes-AMG GT Black Series completa el sprint de 0 a 100
km/h en 3,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 325 km/h.

Mercedes-AMG GT 63 S 4MATIC+ nuevo auto médico oficial de F1
El nuevo auto médico oficial de F1 está en espera para una respuesta de emergencia
rápida y está tripulado por hasta tres médicos, incluido el coordinador de rescate médico
de la FIA. Ocupando los asientos traseros hay uno o dos médicos locales, que provienen
de una clínica especializada cerca de la pista respectiva.
Durante la primera vuelta de cada carrera, el auto médico sigue al grupo de vehículos
porque es una fase crítica de la competencia. En caso de incidente, los médicos pueden
legar al lugar del accidente muy rápido para administrar los primeros auxilios de
inmediato. Durante cada carrera, el auto médico oficial de F1 espera en el pit lane junto al
auto de seguridad.

El auto médico más rápido y potente de la historia de la Fórmula 1
Para asegurarse de que no se pierda tiempo en caso de una emergencia, el auto médico
oficial de F1 viene equipado con el máximo rendimiento en la pista. El motor biturbo V8 de
4.0 litros ofrece una potencia máxima de 470 kW (639 hp) y acelera el coupé de cuatro
puertas con equipamiento estándar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.
Su velocidad máxima es de 315 km/h. Al igual que el auto de seguridad, su motor V8, la
transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT 9G, los soportes dinámicos del motor y el diferencial
de bloqueo trasero electrónico son los mismos que en la versión normal de carretera.
Otra ventaja frente al C 63 S con tracción trasera es la tracción integral totalmente
variable AMG Performance 4MATIC+, que garantiza una tracción óptima y la máxima
seguridad de conducción incluso con mal tiempo y lluvia torrencial.
El tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ de serie en el auto médico ofrece la
configuración perfecta para carreras rápidas con tres o cuatro personas y equipo de
emergencia a bordo. La desaceleración también es cortesía de un sistema de frenos
cerámicos de alto rendimiento AMG.
En el interior: tablets, WLAN y asientos deportivos de competición
Los socorristas se mantienen firmemente en su lugar, incluso a altas velocidades, gracias
a cuatro asientos individuales, que incluyen arneses de seis puntos en los asientos
delanteros y arneses de cuatro puntos en la parte trasera.
Para máxima seguridad, las consolas de los asientos están soldadas al suelo del auto. La
unidad de interruptores FIA es la misma que la del auto de seguridad, pero en este caso
está situada en el panel central. Una radio facilita la comunicación con el equipo a cargo
de la dirección de la carrera.
Para seguir la competencia, hay tres tablets y un monitor adicional para el espejo
retrovisor electrónico instalado en el tablero del lado del pasajero. Al igual que el auto de
seguridad, el auto médico también tiene accesos InCar y WLAN.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *