Desde el campo

Un escudo contra las plagas para el cultivo de soja

Se trata de Crop Shield, un programa desarrollado por Summit Agro, que permite un control eficaz frente a las principales plagas que afectan directamente el rendimiento potencial del cultivo de soja

Quienes buscan un control eficaz de volteo de chinches, orugas y trips en el cultivo en soja, están
de parabienes debido a la posibilidad de optar por el programa Crop Shield que ofrece beneficios
tales como alta persistencia de control, rápida protección, selección para insectos benéficos,
versátil, seguridad para las personas y ambiente, permanencia luego de una lluvia, entre
otros.

Crop Shield es la combinación perfecta de dos insecticidas de Summit Agro, Amicor y Starkle,
ofreciendo una productividad sustentable con mayor persistencia, aplicándose en forma temprana
alrededor del estadio R3 y R4 del cultivo de soja, cuando se comienza a definir el rendimiento del
cultivo, cuidando así la formación de flores, vainas y granos. A la vez, es cuando comienza el
aumento de las poblaciones de insectos, que afectarán la productividad. Así se expresa la Ing. Agr.
Sol Arroquy, quien se desempeña como Coordinadora Marketing Regional – Unidad Sur de Summit
Agro Argentina.
La técnica especialista, recomienda su aplicación “en el momento que se detecta la presencia
inicial de chinches a los efectos de logar una acción residual de hasta 21 días. De esta manera
logramos, por un lado, tener un volteo eficaz sobre las pocas chinches aparecidas en el cultivo, y
por otro alcanzar una alta persistencia a ese control, es decir hasta los referidos 21 días. Todo ello
redunda en una mayor eficiencia en el control de los insectos”.
Ambos insecticidas combinados, Amicor y Starkle, desarrollan un poder sistémico dentro de la
planta, desplazándose por el sistema vascular, llegando distintos puntos del vegetal, brindando un
mayor volteo y control de las plagas, accediendo así, a puntos de la planta donde se hace muy
difícil el alcance con las gotas de la pulverizadora con el conopeo cerrado.
Asimismo, subraya la Ing. Arroquy, que se trata de un producto banda verde con excelente perfil
toxicológico ofreciendo seguridad para el usuario y para el medio ambiente, como también bajo
efecto en los insectos benéficos, con todo lo que ello implica. A fin de reafirmar esta idea se puede
señalar también, que se trata del neonicotinoide de menor impacto sobre los predadores de ácaros
del mercado.
Tras 96 ensayos realizados durante el transcurso de 5 campañas se lograron obtener respuestas
promedio en rendimiento del orden de los 317 kg/ha, comparado lotes con la aplicación de
Cropshield y el testigo absoluto. Sumado a ello, otros 52 ensayos de aplicación de Cropshield y testigo químico, durante 5 campañas, mostraron una respuesta promedio de 128 kg/ha lo que
representaría 40,51 USD/ha (precio de la soja enero 2021) sobre el testigo químico.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *