En Boga

Bodega Etchart El Torrontés: La historia de un vino con ADN 100% argentino

En el marco de la Semana del Torrontés, Bodega Etchart comparte curiosos datos de la cepa autóctona argentina, cómo y dónde surge la variante insignia de la producción vitivinícola nacional y su momento bisagra: el Torrontés de Salta con reconocimiento internacional.

Con motivo de la 8va edición de la semana del Torrontés, que se celebra en el mes de octubre, Etchart, la bodega con más 170 años de historia en Cafayate, pionera al instalarse en los Valles Calchaquíes, deleita al mundo con sus variedades Etchart Privado Torrontés, el primer Torrontés Argentino, el multipremiado Cafayate Gran Linaje Torrontés y Cafayate Reserve Torrontés, compartiendo los secretos del exclusivo patrimonio argentino. 

 

Según el Instituto Nacional de Viticultura, el Torrontés ocupa un 4.98% de la superficie total cultivada en el país, con casi 10 mil hectáreas. Bodega Etchart, que empezó con su finca en La Florida en 1850, a 10 años de la fundación de Cafayate, Salta, es la bodega productora y vendedora n°1 de esta cepa a nivel mundial. 

En Finca La Florida, aún se puede ver el parral de uva criolla de 1862, escenario en el que se crearon los primeros vinos Torrontés. Pero aún hay dudas sobre los primeros pasos de la cepa nacional. 

Según un estudio realizado por la enóloga Cecilia Agüero, el Torrontés nació del cruzamiento entre la uva Italia o moscatel de Alejandría y Negra Criolla, ambas originarias de la época colonial. El historiador Pablo Lacoste, expuso en 2014 que ese cruce natural tuvo lugar en alguno de los solares cultivados por los jesuitas en Mendoza, en el SXVIII y que, entonces, las primeras uvas blancas nacieron en la región de cuyo y que rápidamente, se trasladó a La Rioja y a Salta. Lacoste relata que el nombre Torrontés, viene de un error del naturista Damián Hudson, que degustó esta variedad en La Rioja y, al ser consultado,  lo bautizó como Torrontés, una uva de España que no es la misma que la argentina.*

Pero lo cierto es que el Valle de Cafayate, en Salta, es el que impulsó el Torrontés con excelentes críticas en los últimos años en el mundo, gracias a las cualidades de la tierra, altura y latitud. En esa zona se genera un microclima especial: el terruño salteño que oscila  entre los 1700 y 3000 metros de altura, creando vinos de particular personalidad, volviéndolos únicos, expresivos y ricos. 

Mientras en La Florida se desarrollaba esta variante, en 1938, Arnaldo Etchart compra la parcela (que hasta ese entonces solo tenía unas 65 hectáreas) y comienza a impulsar la producción vitivinícola en la región, llegando a las actuales más de 423 hectáreas de las cuales el 40% son de Torrontés. En 1963 se lanza el Etchart Privado Torrontés, el clásico argentino.

En el norte del país, durante 300 días del año hay atmósferas limpias ideales para cultivar. Para alimentarse, el viñedo tiene que hacer fotosíntesis y se reproduce a través de la semilla, de su fruto. Acumula azúcar, aroma, acidez y color y cuanto más intenso sea el proceso, más sabor tendrá el vino.

La celebración cultural que colabora con el crecimiento de la Ruta del Vino, revaloriza al Torrontés como cepa distintiva de Salta y es la excusa perfecta para conocer y enamorarse de Etchart Privado Torrontés, Cafayate Gran Linaje Torrontés y Cafayate Reserve Torrontes.

Nacidos en el Valle de Cafayate, corazón de los Valles Calchaquíes, estos vinos de aromas y sabores verdaderamente únicos, son el resultado de la altura en la que están implantados los viñedos (entre los 1.700 y 3.000 metros sobre el nivel del mar) y el sol radiante del que gozan durante la mayor parte del año. Esta línea refleja la más pura expresión del terroir calchaquí que invita a los amantes del vino a descubrir la identidad de Cafayate.

Etchart Privado Torrontés, lanzado al mercado en el año 1963, fue el primer varietal Torrontés que salió a la venta en botella de vidrio. Desde entonces, se convirtió en el referente de Salta por haber logrado plasmar la máxima expresión de este cepaje 100% autóctono. Con gran trayectoria en el mercado Argentino, continúa siendo el líder indiscutido en su segmento.

Desde 2019, se agranda su familia con el nuevo Torrontés Cosecha Tardía. Buscando rejuvenecer el Torrontés más clásico de Argentina, se crea esta nueva expresión que conserva las tradicionales notas de frutas y flores blancas que aporta la cepa Argentina, sumando un toque de dulzura perfectamente equilibrado con su dulzura. 

Cafayate Gran Linaje es la línea de varietales de alta gama de Bodega Etchart conjuga una selección cuidadosa de viñedos y barricas con la expertise de más de 160 años del establecimiento elaborando ejemplares sofisticados y complejos.

Cafayate Gran Linaje Torrontés, es un blanco fresco y elegante, con aromas delicados que recuerdan a flores blancas y frutas blancas en compota. En el paladar es fluido, de acidez refrescante y un volúmen frutal muy agradable. Un blanco agradable y seductor de gran tipicidad varietal.  

Por otro lado está el Cafayate Gran Linaje Torrontés Dulce Tardío, un blanco dulce y de aromas intensos que recuerdan a la mermelada de frutas blancas, miel y notas florales. Posee una entrada dulce con sabores a fruta madura, delicada y de gran acidez. Es de textura melosa y de gran paladar.

Cafayate Reserve Torrontés, parte de la línea Cafayate Reserve que desde el año 2009 seduce a los amantes del vino con ejemplares premium, equilibrados y distinguidos, es un blanco aromático de expresión fresca que recuerda a durazno y damasco, con suaves notas a flores blancas como el jazmín. En boca es fresco, delicado y con volumen; muy frutal y floral. Marida con comidas típicas del noroeste del país, pescados y mariscos. Posee un color amarillo palido y brillante, con toques verdosos. 

Los vinos Torrontés reflejan la más pura expresión del Valle Calchaquí a través de varietales que invitan a los amantes del vino a descubrir la identidad de Cafayate: sus aromas, sus sabores y los matices que le otorga a la cepa de origen argentino.

 

Acerca de Bodegas Etchart

Con 500 premios internacionales, Bodega Etchart elabora más de 6 millones de botellas que son comercializadas en la Argentina y en 30 países de todo el mundo. Hoy, la bodega suma 423 hectáreas plantadas, de las cuales el 40% son de Torrontés, un número que también representa más del 40% de la producción total de dicho cepaje en toda la extensión de los Valles Calchaquíes. Con una capacidad de almacenamiento que supera los 11 millones de litros, produce un gran abanico de etiquetas en base a cepajes tintos y blancos, y su equipo enológico y agronómico experimenta constantemente con variedades muy poco frecuentes en el norte de la Argentina. Desde el 2018 la bodega sella su compromiso con el medio ambiente, certificando sus viñedos y bodega bajo el estricto protocolo de Agricultura Sustentable de Bodegas de Argentina, siendo además la primera bodega del valle en recibir esta certificación

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *