Entrevistas

Mujer latina que en plena pandemia triunfa en China  

Aún con la llegada del Coronavirus, miles los empresarios latinos aprovechan los beneficios de los proveedores y fábricas que se encuentran en la nación asiática, para potenciar sus negocios.

 China siempre fue un aspiracional para muchas empresas que se plantean crecer y comenzar a importar productos, pero para que la experiencia sea realmente positiva, se deben tomar ciertos recaudos para evitar fraudes.

En este contexto, desde Pinchili afirman que en tiempos de pandemia las consultas
crecieron un 205%, solo en el mes de marzo 2020. “Buscan productos de todo tipo para
ventas por Internet; el temor más grande que tienen los compradores es la posibilidad de
fraude, por ejemplo fábricas chinas encontradas online que desaparecen luego que
reciben en dinero o de estafas en la baja calidad de los productos”, comenta Giselle
Bonet, emprendedora venezolana, que está a cargo de Pinchili.
Desde la compañía, Bonet y su equipo de profesionales, todos bilingues, ayudan a otros
empresarios hispanohablantes a importar o establecer contactos con las principales
fábricas o proveedores que se encuentran en China. "En 2002 me fui de vacaciones al
“gigante asiático” y quedé enamorada. Años más tarde, decidí emprender y comenzar en
el mundo de la importacion, pero en el inicio tuve muchos problemas y perdida de dinero
con proveedores tramposos o desorganizados que me enviaron productos con defectos de
calidad y también perdida de tiempo y mucho dinero”, relata la empresaria.

Bonet estudió Administracion de Empresas; se mudó a Italia en 2002, donde estuvo por
dos años y allí inició sus primeros pasos en la importación al regresar a su país. En 2009
comenzó a importar desde China y finalmente decidió irse a vivir al gigante asiático en
2012, para abrir su propia empresa dedicada a prestar servicios a otros importadores
como búsqueda de proveedores, inspecciones de calidad de cargas, envíos aéreos y
marítimos, entre otros. “Desde que yo pasé por el mal momento de perder tiempo y
dinero con mis importaciones tuve un propósito que fue ayudar a otros a que no pasaran
por lo mismo; empecé guiando a amistades para sus importaciones y luego me pedían
apoyo total en sus importaciones, dado que viajaba seguido a China, y así fue como nació
la idea de abrir la empresa”, agrega Bonet.

Qué productos son los más redituables para importar desde China
Maquinarias, materias primas, materiales de construcción, ropa, textiles, ordenadores,
teléfonos, llantas o neumáticos, químicos, repuestos, ferretería, protección industrial,
iluminación, decoración, entre otros.

#Tips para importar de forma segura:

1. Ubicar a un buen proveedor en China cuyos productos tengan calidad y condición de
compra. 2. Antes de hacer tu primera compra debes hacer un análisis de mercado dónde
asegures que tú producto con todos los costos va a ser rentable para la venta. 3. No dejes
nada a la imaginación ya que puedes arriesgar tu inversión.
Por último, Bonet se refirió a cómo es para una mujer llevar negocios en un país como
China: “No ha sido fácil pero a todos los que tienen un sueño de emprender les digo que
crean en ellos mismos, tengan paciencia ya que cada día de trabajo es al menos un paso,
que se instruyan y aprendan sobre lo que quieren lograr, ya que con mucha constancia y
honestidad de seguro lograrán sus sueños, yo lo logré en China siendo mujer latina y sin
mucha experiencia en ese momento”.
Qué hacen y en qué industrias
Hace años brindan soluciones de Validación de proveedores, búsqueda de proveedores,
inspecciones de calidad, auditorías de fábricas, viajes de negocios a China, Fletes
marítimos y aéreos, pago a proveedores y envíos puerta a puerta. Rubros principales:
Seguridad industrial / Metalúrgica / Supermercados / Construcción / Ferretería /
Iluminación / Repuestos de autos / Equipos médicos / electrodomesticos/ quimicos, otros.

Acerca de la emprendedora
Con años de experiencia en el área de la importación y el comercio internacional, Giselle
Bonet, ha ayudado a diferentes empresarios hispanohablantes a importar o establecer
contactos con las principales fábricas en China a través de su empresa Pinchili, en donde
es directora general y la cual ha exportado con éxito miles de contenedores a más de 15
países. En el 2009 y con ganas de emprender por sí misma, Bonet, decidió emigrar al
gigante asiático para así involucrarse de lleno en la importación. Sus comienzos no fueron
fáciles, pero su determinación fue mucho más fuerte que cualquier obstáculo, y gracias a
esto hoy en día es considerada una de las empresarias latinas con mayor éxito en el
mundo.

Por Giselle Bonet

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *